Busca el producto que necesites

Vida y Terapia

BLOG

¿Por qué es importante dormir bien?

¿Por qué es importante dormir bien? apnea - MGM blog

EL SUEÑO
En las dos últimas décadas, el mundo occidental ha modificado sensiblemente pautas de vida cotidiana al punto que, si hoy comparáramos nuestros horarios con los de hace 20 o 30 años, notaríamos diferencias muy significativas.

Además de la velocidad que imponemos a todas nuestras actividades, es notoria la menor cantidad de horas que dedicamos al reposo nocturno, momento durante el cual se debiera dormir, al menos 6 a 8 hrs. según la edad de cada persona. En el transcurso de esas horas ocurren en nuestro organismo situaciones ignoradas por nosotros, como por ejemplo: secreción de hormonas, modificaciones de temperatura, de la frecuencia cardiaca y de la respiratoria, cambios en las actividades digestivas, etc. Todas son fundamentales para el mantenimiento de la salud y el desarrollo adecuado de los actos de nuestra vida diurna.

La vida actual nos obliga a estar alertas y despiertos más tiempo y la sociedad utiliza ese período de nuestra lucidez para ofrecernos más entretenimientos y más distracción. La consecuencia de ello es que, al disminuir las horas necesarias de sueño, se padecen durante el día diferentes situaciones de fastidio para las que, en muchos casos, no se encuentra explicación.

Lo que más comúnmente aparece en personas que duermen menos, en forma voluntaria (autodeprivación de sueño), es dificultad para concentrarse mentalmente, disminución de lavelocidad para ejecutar actividades conocidas, decaimiento, desinterés, alteraciones del carácter y, muchas veces, somnolencia durante el día. Estos son síntomas comúnmente encontrados en los relatos de personas que sufren de insomnio.

En un Simposio auspiciado por la OMS y la Federación Mundial de Sociedades de Investigación del Sueño en 1995, se evaluaron todos los trastornos mencionados, particularmente en relación con el insomnio, que es el padecimiento más frecuente entre los que se quejan de problemas de sueño, pero no es el único. El Ronquido con o sin Apnea del Sueño, también es causante de síntomas similares y a veces más graves. (apnea: interrupción de la respiración) Publicaciones recientes en diferentes revistas médicas han llamado la atención sobre falta de conocimiento de la población acerca del dormir, y sobre todo del dormir bien. Probablemente, la necesidad de hacer muchas cosas, nos haya hecho olvidar que dormir es algo importante que debemos hacer cada noche.

Por qué es importante dormir bien?
La respuesta está en que el sueño es una función vital para el desarrollo de la vida. Distintas hipótesis, confirmadas por los hechos, le atribuyen: trascendencia en la maduración neurológica del recién nacido y el niño (el sueño aparece ya en la vida intrauterina); reposición de energía física y psíquica; fundamental importancia en los procesos de aprendizaje y preservación de la memoria.

Una persona que duerme mal (en cantidad o en calidad) además de padecer los síntomas ya mencionados, puede ser víctima o provocadora de accidentes de toda índole. Esto lo confirmó un estudio realizado por la Sociedad Europea para la Investigación del Sueño, en un estudio cooperativo realizado entre varios países de la Comunidad, hace 4 años. Un estudio similar y con evaluación de costos por los accidentes se realizó en aproximadamente la misma época en USA.

Actualmente, en los países del llamado “primer mundo” se está trabajando intensamente para concienciar a las autoridades gubernamentales y a la población en general acerca de este tema fundamental.
Sería importante que nosotros comenzáramos una tarea similar.

QUÉ ES DORMIR BIEN?
Se trata de un concepto subjetivo, pues, hasta ahora, la evaluación la realiza cada uno de nosotros.

Por ello, es conveniente saber que, además de la cantidad de horas que se dedican al sueño, éstas deben ser rendidoras para la actividad diurna. Es decir, se debe tener en cuenta la “calidad del sueño”.

En consecuencia, estas son algunas pautas de un “buen dormir”:
Dedicar al sueño nocturno una cantidad de horas regular y satisfactoria (6 a 8 en los adultos).
Sentirse descansado y animoso al levantarse en la mañana.
No moverse, levantarse, o hablar durante el sueño.
No roncar ni tener interrupciones respiratorias.
No despertarse sin causa aparente.
No tener sueños desagradables o pesadillas en forma reiterada

DEJA UN COMENTARIO

Scroll to Top